La polémica vecinal sobre las obras en el monumento a Pugliese

La Asociación “República de Villa Crespo” hizo públicas a través de un comunicado sus críticas a las obras realizadas en la Plazoleta Osvaldo Pugliese (1905-1995) que recuerda al célebre músico y su orquesta, y dónde también se ubicaba el mástil histórico del centenario del barrio, que fue reemplazado por uno nuevo.

La postal del Maestro Don Osvaldo firme, observando con una sonrisa el cruce más importante del barrio, cambió rotundamente en los últimos meses. A comienzos de Octubre, de un día para otro, la esquina de la Avenida Corrientes y Luis María Drago, a metros del cruce con la Avenida Scalabrini Ortiz, amaneció vallada.

Durante semanas estuvo inaccesible en función de un conjunto de obras viales que el Gobierno de la Ciudad realizó sobre la Avenida Corrientes en Villa Crespo, en el tramo comprendido entre Julián Álvarez y Acevedo, y en el barrio vecino de Almagro (entre Pringles y Mario Bravo).

Durante el tiempo que duraron las alteraciones en ese pequeño espacio de homenaje, los vecinos del barrio representados en la Junta Histórica y la agrupación República de Villa Crespo, se mantuvieron alertas. Las denuncias de mal manejo del patrimonio barrial surgieron durante el proceso de reformas que encaró la empresa ganadora de la licitación, Altote S.A.

Aunque la esquina luce más segura, algunos aspectos del resultado final no conformaron a ambas entidades en lo que respecta estrictamente al monumento.

La plazoleta se agrandó, se redujo el carril de acceso a la calle Drago, el monumento fue trasladado a escasos diez metros de donde estaba originalmente y se le adosó un mástil nuevo. Se construyó un cantero triangular, sobre el que se ubicó el busto y en un soporte de hormigón se restauró la representación de la orquesta con los tradicionales pequeños muñecos a escala.

Entonces, a través de un comunicado enviado a los medios y publicado en las redes sociales, La Junta de Estudios Histórica y la República de Villa Crespo salieron a marcar la cancha en representación de los vecinos, la hija de Osvaldo Pugliese y miembro de la Junta barrial, Beba, y la viuda del músico, Lidia Elman.

En el comunicado, remarcan “la destrucción del mástil que fue emplazado en 1988 para celebrar el centenario barrial y el que en su base tenía adosadas las placas conmemorativas que actualmente están colocadas en la base de hormigón”.

Consultados por CaminandoBaires, desde la Junta de Estudios Histórica resaltan que los cuestionamientos se basan en la destrucción del mástil original y la pérdida de la base de mármol que lo sostenía así como también la desaparición del pilar del busto de Pugliese del mismo material y la mala ubicación y cuidado de las placas conmemorativas, que no pertenecen al monumento sino al mástil en cuestión.

También desapareció la reja perimetral que protegía al busto y al que se accedía mediante la apertura de un candado, especialmente para colocar ofrendas florales.

Según consigna el texto enviado a los medios y publicado en redes sociales, el mástil original “data con anterioridad a la primera placa colocada por la Asociación Amigos del Banco Credicoop en 1995”, año en que falleció Pugliese. Con las alteraciones concretadas, “el GCBA destruyó el mástil y con ese acto inconstitucional se violó la garantía establecida en el artículo 32 de la Constitución de la C.A.B.A, en cuyo último párrafo dice: <<Esta Constitución garantiza la preservación…del patrimonio cultural…la memoria y la historia de la ciudad y sus barrios>>”.

Las obras finalizaron poco antes del 112º Natalicio del Maestro, el pasado sábado 2 de Diciembre, cuando fue reinaugurado de manera no oficial por la Comisión de Asociados del Bco Credicoop, la cual expresó durante el acto que intervino en mitad de la obra para estar al tanto de la misma y supervisar su evolución.

Esto también generó la reacción de las entidades barriales que cuestionan todo el proceso: “tal institución (En referencia al Bco Credicoop) no dio los avisos pertinentes ni a la nuestra (La República de Villa Crespo), ni a Beba Pugliese, ni a otras instituciones como al Club Atlético Atlanta que colocaron sus placas en honor al Maestro años atras”.

El último párrafo del comunicado marca en detalle las acciones que las entidades repudian. “La actitud excluyente de la Asociación Amigos del Bco Credicoop de ir adueñandose del mástil histórico” y de “no dar el pertinente aviso del destino de las placas de las entidades afectadas por la obra”.

Asimismo, repudia “la actitud del Gobierno de la CABA de no canalizar las demandas vecinales a través del Consejo Consultivo Comunal, el cual es de obligatoria consulta respecto de las propuestas participativas que deberían incluirse en el presupuesto participativo que ha de aprobar la Legislatura”.

El paso a seguir desde la Junta Histórica y la República de Villa Crespo es ampliar el reclamo presentado el 20 de Septiembre ante la Defensoría del Pueblo de la Ciudad.

Autor entrada: Diego Fernandez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *