Tuberculosis: Denuncian altas tasas de infección en el sur de la Ciudad

CAMINANDOBAIRES PUBLICA EL COMUNICADO DE PRENSA DEL DIPUTADO FERNANDO MUÑOZ DEL DÍA 22 DE OCTUBRE

Mientras que en el resto de las provincias la incidencia de esta enfermedad infecciosa descendió un 25% en la última década, en la Capital Federal la tasa es un 50% más alta. En las comunas 4 y 8, es comparable a las de las regiones más pobres del planeta. El Legislador porteño Fernando Muñoz interpuso una acción de amparo contra el Ministerio de Salud porteño por no informar los índices de la enfermedad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala a la tuberculosis como la segunda causa mundial de mortalidad por un agente infeccioso. Reportes epidemiológicos e investigaciones científicas demuestran que, mientras en el resto de las provincias argentinas la incidencia de esta enfermedad descendió en la última década, en la Ciudad aumenta. En las comunas del sur, los índices son los más altos del país. Y hace más de dos años que la gestión macrista no publica estadísticas sobre la enfermedad infectocontagiosa que más muertes provoca en el distrito.
Organización Mundial de la Salud
Si en el país hay 22 casos cada 100 mil habitantes, en la Ciudad la tasa es un 50% mayor. Y en los barrios del sur, donde se reúnen las comunas 4 y 8, los índices son comparables a las regiones más pobres del planeta, con 144,4 casos cada 100 mil habitantes.
A raíz de esta situación, el legislador porteño Fernando Muñoz (Liberación – FPV) solicitó el mes pasado al GCBA que brinde información actualizada sobre los índices de tuberculosis en la Ciudad, los lugares de atención pública y los protocolos en escuelas para el caso de pacientes pediátricos. Este pedido, formulado mediante el sistema que habilita la Ley Nº 104, fue ignorado por el GCBA, por lo cual el diputado presentó, el 19 de octubre último, una acción de amparo por el incumplimiento del gobierno de brindar información sobre los índices de tuberculosis y las políticas que se llevan adelante para controlar la enfermedad.
Al respecto, Fernando Muñoz señaló “el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ha desfinanciado el sistema público de salud. En la ciudad más rica de la Argentina, los hospitales y centros de salud comunitarios están cada vez peor. En los ’90, el país volvió a hablar de tuberculosis, con índices que ofendían la tradición sanitaria del siglo pasado. Progresivamente, la Nación fue reduciendo la enfermedad, pero desde que el macrismo se hizo cargo de la Ciudad no hace más que replicar la política de abandono: en 1990, la tasa de tuberculosis a nivel nacional era de 37,5 por 100.000 y en la Ciudad, 26,5; en 2012, el índice nacional fue de 22 por 100 mil, y en la Ciudad, de 34”.
Uno de los pocos documentos oficiales donde la Ciudad trata la distribución demográfica de la enfermedad confirma la desigualdad norte-sur propia del territorio porteño. El reporte (LINK), de 2012, analiza los casos tratados en los Centros de Salud Comunitaria (CESAC): mientras en la Región Sanitaria IV (Norte) se notificaron 88 casos de tuberculosis, en la II (Sur) fueron 620.
Hospital Piñero
Ese informe apenas da una aproximación al problema. Los jefes de los servicios médicos del Hospital Piñero vienen denunciando hace más de dos años que los índices de tuberculosis están descontrolados, con tasas cuatro veces más altas que el resto de la ciudad. “En el área programática del Hospital Piñero hay una tasa de infección de tuberculosis altísima: 141,46 por 100 mil habitantes; es la más alta de la Argentina y es comparable con algunas regiones de África”, señalan las doctoras Daniela Ballester (jefa de Microbiología), Lucrecia Campos (jefa de Neumofisiología), Estela Loreto (médica pediatra con orientación en Neumotisiología), Claudia Patallo (bioquímica especializada en tuberculosis) y Zulma Pisera (pediatra con orientación en Neumonología), integrantes de la Red de Tuberculosis del GCBA, quienes en 2014 publicaron el informe “Veo veo, ¿qué ves?: tuberculosis ¿otra vez?”, que señala que la razón de las diferencias norte-sur en los índices está directamente relacionada con la pobreza.
El Hospital Piñero, en el barrio de Flores, es el centro de salud porteño que recibe la mayor demanda pediátrica en el área con mayor tasa de tuberculosis pediátrica de la Argentina. Pese a este contexto, los Consultorios Externos de Pediatría, el sector donde justamente se recibe y se lidia cotidianamente con esta problemática, están destruidos. Desde el año 2008, el macrismo mantiene sin ejecutar la licitación pública Nº1296/SIGAF, aprobada para la refacción integral de estos consultorios.
El legislador Fernando Muñoz denunció la responsabilidad de la ministra de Salud porteña, Graciela Reybaud, y del jefe de Gobierno Mauricio Macri. El 5 de mayo pasado presentó un proyecto para declarar la emergencia edilicia de estos consultorios y que se resuelva la obra de forma urgente e inmediata. Este proyecto “duerme” en la Comisión de Salud de la Legislatura (de mayoría macrista). “Donde más se necesita, el Estado porteño menos está. El Piñero es el hospital que trata las problemáticas más graves, y lo tienen abandonado hace más de siete años. Está claro para qué quieren el Estado: para el macrismo, pueblo es el 2%”, declaró el diputado.

Autor entrada: Diego Fernandez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *